Introducción

Me gusta considerarme como un fotógrafo aficionado, un entusiasta de esta maravillosa y amplia actividad que llamamos fotografía. Comencé siendo muy joven a hacer fotos con una cámara de negativo fotográfico y aunque mi relación con la fotografía y el vídeo es la de un  entusiasta, han sido muchas las ocasiones en las que he prestado mis servicios a particulares, empresas o agrupaciones. Así tenemos que  me he visto involucrado en proyectos de fotografía de retrato, fotografía de modelos y colecciones de vestuario, fotografía de producto, reportajes de exhibiciones y documentación gráfica de libros entre otros. 


Son precisamente estas ocasiones en las que nuestras fotografías son utilizadas para fines ajenos a los propios donde experimentas la importancia de hacer muy bien tu trabajo.

Como aficionados tenemos total libertad de estilo fotográfico y revelado digital, nadie nos pone reglas de calidad que debamos cumplir, nosotros somos los únicos que hacemos valoraciones sobre el resultado. Es al llevar nuestras fotografías al nivel profesional, donde experimentamos realmente nuestra calidad como fotógrafos.

"Es al llevar nuestras fotografías al nivel profesional, donde experimentamos realmente nuestra calidad como fotógrafos. "

Y esta es la circunstancia personal donde vi la necesidad de formarme y evolucionar hacia un estilo fotográfico que cumpliera ciertos estándares de calidad.

Gracias a diversos cursos y talleres de formación en fotografía y edición profesional, he tenido la oportunidad de comparar la forma en cómo hacía fotos como aficionado y qué diferencia existía al aplicar parámetros profesionales.

Y es, al ver el trabajo de otros profesional, sus métodos, sus exigencias de calidad y su flujo de trabajo, donde tienes una referencia real de lo que es hacer buenas fotos.


Con la llegada de la fotografía digital, tenemos a nuestra disposición la creación total de nuestras fotografías. Antiguamente sólo nos preocupábamos de procurar sacar la foto bien expuesta y sin desenfoques o "movida". 

Las cámaras digitales hoy en día ponen a nuestra disposición innumerables opciones y ayudas de ejecución que en la mayoría de los casos ni conocemos o comprendemos. Son muchas las personas que con estupendos equipos, no consiguen los resultados que esperan. Unas veces por desconocimiento técnico del equipo y habitualmente por falta de comprensión en cómo crear una fotografía. 

La Fotografía Digital hoy en día

Este gráfico de porcentajes aproximados y variables dependiendo del tipo de fotografía a realizar, viene a decirnos que el resultado final, depende más de nuestros conocimientos y habilidad a la hora de tomar una fotografía que del tipo de equipo que utilicemos. Sin embargo resulta muy frecuente achacar a nuestras cámaras y objetivos el buen o mal resultado obtenido, haciéndonos valorar constantemente la opción de adquirir nuevos equipos para conseguir buenos resultados, cuando en realidad un buen resultado depende en un porcentaje cercano al 80% de nuestro conocimiento y habilidad fotográfica.


Os dejo este vídeo de Joan Vendrell, un estupendo fotógrafo y maestro que mas claro no puede hablar sobre cómo empezar en fotografía.

El Aula Fotográfica tiene como objetivo principal ser un espacio virtual donde exponer los conocimientos, técnicas y experiencias que he ido adquiriendo a lo largo de estos años y que han llevado mis conceptos fotográficos mas allá de esa "zona de confort" donde nos movemos los fotógrafos aficionados, para introducirnos en estándares de calidad profesional. Todo ello empezando desde cero y sin la necesidad de disponer de caros equipos profesionales fuera del alcance de la mayoría de los aficionados.

Os invito a que disfrutéis aprendiendo y mejorando de este sencillo proyecto personal.


Salvador Ibergallartu - www.salvaiber.com